martes, septiembre 11, 2012

11S: 25 porqués para la Independencia de Cataluña - WIP

Porque los argumentos bidireccionales son prácticamente lo mejor que se oyen en las conversaciones pro/anti independencia. Amén de los debates televisivos que puedan llevar a cabo algunos "profesionales" de la información o opinión, entre la gente de a pie es lo que más se puede ver - da igual si es en YouTube, foros o cara a cara. La mayor crítica hacia los independentistas catalanes viene a decir que somos unos incultos y unos cerrados de mente, que nuestros gobiernos y sistemas educativos nos han lavado el cerebro para que solamente veamos una parte tan estrecha de la realidad, la que les conviene que veamos, que somos incapaces de ver el cuadro mayor. Que el independentismo es cosa de paletos y pueblerinos, gente sin cultura, que no viaja, ve mundo ni se expone a nuevas ideas. Este argumento y otros del estilo, como digo, son de ida y vuelta. "El hecho de que te quieras independizar es de catetos. Te han lavado el cerebro" se responde de igual manera: "el hecho de que no quieras que me independice es de catetos. Te lo han lavado a tí."
Estas conversaciones me entristecen bastante. Si éste es el nivel al que hemos llegado después de tanto tiempo de darle vueltas al tema, apaga y vámonos. Por otra parte, en los siguientes puntos intentaré romper este pulso. Primero, empezaré diciendo que yo ya me sentía independentista en Cataluña, pero ahora que vivo en el Reino Unido, reafirmo más mi posición.

Porque hace unos días, pude presenciar como centenares de jamaicanos y caribeños celebraban el 30 aniversario de su independencia en un barrio alto de Londres. No sé si conocéis el carnaval de Notting Hill, pero es un evento anual de dos días de duración donde los caribeños, jamaicanos y gente de antiguas colonias inglesas se pone disfraces que dejan ver mucha carne y bailotean todo el día. Este año, el tema del carnaval giraba alrededor de la independencia de estos países respecto al Reino Unido. Ni qué decir que no hubo ningún problema: ni los ingleses se sentían tristes u ofendidos, ni los que lo celebraban lo pretendían, ni apareció algún grupo ultra o extremista a crear problemas. Fue todo como la seda. Si Cataluña se independiza, no creo que Madrid del 2042 sea tan permisiva con los catalanes que vivan ahí. Es más, no creo Madrid del 2012 sea capaz de albergar una celebración de los más de cien años de independencia de los países de América Latina, las Filipinas, sin que haya sensibilidades heridas.

Porque lo que no es un argumento bidireccional es el siguiente: el proyecto llamado España puede seguir adelante sin Cataluña, pero el proyecto Cataluña no puede existir dentro de España. Al menos, no dentro de la actual. El nacionalismo Español es excluyente y busca minimizar o directamente destruir el catalán y otros. El nacionalismo Catalán no es excluyente ni pretende destruir (ni destruye) ningún otro nacionalismo fuera de su territorio. ¿Cómo podría?



Porque la riqueza hay que repartirla.
Aceptémoslo, geográficamente hemos tenido suerte. Estamos en el cuello de botella por donde pasa todo lo que viene de la Europa rica. Además, el mediterráneo siempre ha sido una fuente de comercio y riqueza de la que no se ha podido beneficiar todo el mundo por igual. Por estos motivos, por ejemplo, son por los que yo estoy de acuerdo en que hay que repartir la riqueza. Pero una cosa es repartir, y la otra robar a manos llenas. Este es uno de los puntos con más controversia. La opinión parece dividida en tres:
  1. España coge dinero catalán a espuertas, injustamente.
  2. España coge mucho dinero catalán, pero es una situación justa.
  3. España da mucho dinero a Cataluña.
Por mi parte, el punto 3 no sé ni de donde ha salido por más que miro datos, así que la mayoría de mis debates en este aspecto se mueven entre el punto 1 y el 2. A este debate no ayuda el hecho de que el gobierno sea poco transparente. Por lo que veo, las balanzas fiscales más antiguas que el gobierno ha liberado son de 2005. Y lo hizo a regañadientes, con la condición de que estos datos no dieran pie a discusiones entre CCAA, aún cuando la democracia se basa precisamente en eso: el debate y la opinión a partir de la información transparente.
Hay varias maneras de calcular estas balanzas, pero las más socorridas son las de beneficio-carga (las gallinas que entran por las que salen), y la del de flujo monetario. Bajo el primer cálculo, sólo nos Madrid aporta más que Cataluña, y hay que tener en cuenta que la mayoría de grandes empresas en España tienen sede en Madrid, con toda la tributación que eso representa. Por el segundo método, el de flujo monetario, Cataluña sólo es superada por las Baleares. Madrid queda relativamente lejos, y si los cálculos de su riqueza territorial son como los del museu del Prado, apaga y vámonos.

“en este criterio (flux benefici) la Comunidad de Madrid pasa a encabezar el ránquing. Ninguno de los criterios es del todo correcto. Es verdad que el Museo del Prado es una inversión directa sobre Madrid y es bastante discutible repercutir el beneficio entre los murcianos y los canarios."

Y oye, ¡tanto marear la perdiz con Madrid! Decir: "Madrid paga mucho y no es separatista, ergo Cataluña no debe serlo" es una falacia como un castillo, que se puede desmontar fácilmente invirtiéndola: "Cataluña paga mucho y es separatista, ergo Madrid debe serlo".

Los datos contrastados los resume bien un artículo de La Vanguardia. Se basa en los datos que liberó el Gobierno en 2005. Existen datos de años posteriores, pero en batiburrillo y no muy contrastados. Por ejemplo, los datos catalanes los suele dar la Generalitat, no el Gobierno Central, que ni se pronuncia. Cataluña va liberando numerosos datos, manipulados o no, frente al mudismo del Gobierno Central. En cuanto los años anteriores a 2005, la Generalitat habla de un expolio desde 1986, y hay quien lo data de mucho antes. Si sumas todo lo anterior en cuenta, obtienes un encarnizado debate donde la base es una montaña de barro bastante grande. Lo mínimo para poder dialogar con una base decente sería o bien ser transparentes en las balanzas fiscales, o bien respetar el principio de ordinalidad, pero ni por ésas:

nota: en otros gráficos he visto como pasan del 3 al 8

“Uno de los efectos más curiosos del sistema es el cambio de posiciones en el ránquing. Imaginemos que un territorio está formado por diez individuos, que tienen ingresos diferentes y, por tanto, pagan diferentes impuestos. Situamos a los diez individuos en orden desde el más adinerado al más pobre. A continuación, hacemos las transacciones fiscales: a unos, les retenemos y a otros les asignamos más recursos, de acuerdo con el principio de reequilibrio. Parece sensato que el resultado final no puede alterar el orden inicial. Pues bien, esto es lo que ocurre en el caso español. Hay comunidades en las que un 33% de su PIB se explica por los tributos, lo que permite incrementar la renta per cápita y otras en las que el déficit es superior al 20% del PIB. No es justo que el sistema fiscal altere el orden inicial. De hecho, una situación similar provocó una reclamación de los landers alemanes que acabó con un criterio normativo: ningún sistema puede alterar el principio de ordinalidad.”

En vista de las últimas semanas, añadiré en defensa de Cataluña es que estos años no se nos han transferido millonadas que llevan pactadas con el gobierno central hace tiempo, con la excusa de "estamos en crisis y hay que ser solidarios", etc. Pues bien, desde hace MESES se viene diciendo en Cataluña que tendríamos que pedir el rescate si no nos daban ya el dinero. Pues bien, no se nos ha dado, así que ahora hemos tenido que pedir un rescate de 5.000 millones. Pero ahora resulta que a los españoles de a pie les parece mal. 5.000 millones parecen mucho, pero si los comparas con los 16.000 millones que Cataluña lleva pagando estos últimos años, resulta que están pidiendo un poco menos de un tercio de año, aunque este último dato es también reinterpretable.
Resulta que hay que ser solidario, pero sólo en una dirección. Cuando es el resto de España la que pasa hambre, desde Cataluña se da dinero. Cuando hay sequía en España, se hace el transvase del Ebro. Cuando es Cataluña la que lo pasa mal, es que son unos derrochadores y hay que militarizarlos. Porque, you know, en el resto de CCAA no hay ni ha habido nunca corrupción, y el agua nunca se ha derrochado en numerosos campos de golf. De hecho, el déficit de las autonomías en 2011 es igual al de 2010, con lo que se deduce que ninguna ha movido un dedo.

Y algo que, al menos a mí, me parece algo contradictorio: ¿cómo un país que vota en masa a la derecha habla de la solidaridad como estandarte universal a todos los españoles? Tengamos en cuenta qué definición de solidaridad tienen las filas del PP. Tengamos en cuenta que el grueso del país no fue solidario con los controladores aéreos, ni con los profesores, ni con todos los funcionarios... Hemos tenido que bajar hasta los mineros y la auténtica miseria para que la gente emprenda una actitud solidaria.

Aquí en Londres la gente es más rica. La tecnología es barata, se pueden comprar bienes básicos muy bien de precio, todo el mundo tiene la última pijada que ha salido al mercado, y en general, son más ricos que en Barcelona. ¿Por qué? Porque se lo trabajan. Porque hay emprendedores, porque se arriesgan, fracasan o triunfan. Y del triunfar muchos de ellos se deriva una competencia bestial que hace que casi cualquier cosa se pueda encontrar muy barata. Porque son trabajadores. En definitiva, porque se lo merecen. ¿Es inaceptable pensar que Cataluña merezca algo extra porque se lo ha trabajado? ¿No ha llegado el momento de pensar que España, en conjunto, simplemente no merece la riqueza de otros países europeos? ¿O que, mejor dicho, no es coherente nuestro carácter con dicha riqueza? Porque si lo aceptáramos de una vez, a lo mejor podríamos bajarnos el listón, y bajando la media, no forzaríamos a que tan sólo 5 comunidades autónomas tiraran de la economía estatal, 3 de ellas con mucha más fuerza. 3 mega-aportadoras sobre 17, sin contar Euskadi y Navarra.

¿Es inaceptable pensar que Cataluña destine más dinero por habitante, teniendo en cuenta que puede ser una compensación por lo poco que se destina desde las arcas estatales?

Sea como sea, arruinar sistemáticamente a Cataluña va de puta madre para pedir condiciones políticas desde el Gobierno Central. Cámbiese "Cataluña" por "España" y "Gobierno Central" por "Alemania" para obtener un paralelismo.


Esta viñeta es de junio, mucho antes de pedir el rescate a Cataluña.

Así pues, con unas cifras flotantes, unas manipulaciones y unas muy malas artes, es bastante difícil tener un debate serio entorno al reparto de riqueza en España. Por mi parte lo tengo bastante claro: si la Generalitat ha publicado su última balanza fiscal, junto con un documento de nada menos que 89 páginas donde se explica cómo se ha calculado, y el Estado Central no publica nada en absoluto, ¿de qué lado voy a ponerme?
Si a todo esto le sumas el San Benito que arrastramos los catalanes en España, prefiero que sea la Comunidad Europea quien decida cómo se reparte qué. Si seguimos siendo económicamente competentes, los catalanes seguiremos dando, pero bajo la supervisión de alguien más neutro, sin un bagaje histórico, unos prejuicios o una mirada condicionada, y que probablemente sea más justo. No ser parte de España no implica no ser parte de Europa, ni no ser solidario con los países que la componen.
  • Porque seremos más competitivos a nivel de Europa
  • Porque independizarse no significa montar una autarquía, ni ser autistas, ni nada parecido.
Porque habría menos corrupción y despilfarro. Ya que hablamos del tema, es curioso como la solución omnipresente al despilfarro que produce la duplicación de competencias parece solucionarse de una sola forma: cargarse los organismos de la Comunidad Autónoma en cuestión. ¿Y por qué no la opuesta, es decir, cargarse el organismo central? Cataluña, igual que cualquiera de las CCAA de España, sufre corrupción a tres niveles: el central, el autonómico y el local. Si fuéramos independientes, sólo tendríamos que enfrentarnos a los dos últimos, y de paso nos libraríamos de tanto noble y Familia Real. Y si no quieres duplicar funciones, cárgate las centrales, que no tengan que pagar siempre el pato las autonomías.

Porque España debería ser un país federal, o como mínimo, menos centralizado. No tiene ningún sentido que un estado de 40.000.000 de habitantes los regule a todos bajo unas mismas reglas. España es un país grande. Si miramos Europa veremos que la norma son países con mucha menos población que España. De per se, eso no es bueno ni malo, pero puede ser una complicación si se gestiona mal. Presuponer que en un conjunto de 40 millones, no se van a crear subconjuntos según maneras de pensar, territorios, carácteres, etc. es presuponer demasiado.

Porque España es un país con varias nacionalidades, y según la RAE, nación no equivale exactamente a país.
       nación.
(Del lat. natĭo, -ōnis).
1. f. Conjunto de los habitantes de un país regido por el mismo gobierno.
2. f. Territorio de ese país.
3. f. Conjunto de personas de un mismo origen y que generalmente hablan un mismo idioma y tienen una tradición común.
4. f. coloq. p. us. nacimiento (‖ acción y efecto de nacer). Ciego de nación.
5. m. Arg. p. us. Hombre natural de una nación, contrapuesto al natural de otra.país.
(Del fr. pays).
1. m. Nación, región, provincia o territorio.
2. m. paisaje (‖ pintura o dibujo).
3. m. Papel, piel o tela que cubre la parte superior del varillaje del abanico.

En la constitución de 1978 se reconocen varias nacionalidades dentro de España:
"La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas."
Por lo pronto, la vasca, la catalana y la gallega.

Además, en los estatutos de múltiples CCAA redactados ese mismo año (y aprovados el siguiente), se reconoce su nacionalidad, como Cataluña, el País Vasco y Galicia.
"Cataluña, como nacionalidad y para acceder a su autogobierno, se constituye en Comunidad Autónoma[...]"
"Galicia, nacionalidad histórica, se constituye en Comunidad Autónoma para acceder a su autogobierno,[...]."

Las Islas Canarias o La Comunidad Valenciana se reconocen como nación más tarde.

¿Y a qué viene todo esto? Lo cierto es que durante todo este tiempo el concepto de la "nación catalana" me ha importado un churro, porque era algo que solamente los catalanes parecían considerar, y fuera de Cataluña no puedes hablar de tu "nación" sin que te apaleen, así que supuse que era una pataleta/invento catalanista. ¡Sin embargo, hace un par de días voy y me entero de que la Constitución española reconoce las distintas nacionalidades, así como los estatutos de muchas autonomías de 1979! ¿Cómo puede ser que se nos apalee públicamente cuando hablamos de nuestra nación? ¿Es que los patriotas españoles no han leído la Constitución, o simplemente la ignoran? Pues mira, ahora lo digo con la boca bien grande: España es mi país, y Cataluña mi nación, y ojalá pudiera cambiar lo primero.

Espera... ¿no tenemos algo en este país llamado País Vasco?

Para rematar este punto, me quedo con esta idea que le robo a una blogger de por ahí:
"España, Bélgica y Canadá, por poner solo tres ejemplos de países relevantes, se consideran Estados plurinacionales, sea que se definan como tales o no. Dentro de ellos tenemos un conjunto de varias nacionalidades operando bajo el precepto histórico: “unidad en la diversidad”."



Porque tenemos un idioma propio, aparte del castellano. Yo he nacido en el seno de una familia que habla catalán, mis padres han nacido en una familia catalanoparlante y posiblemente mis abuelos también. Y por familias como la mía, en mi Comunidad Autónoma mi lengua tiene el carácter de cooficial. Y ojo, no creo que aquello de "el idioma modifica la manera de pensar" nos haga más listos a los bilingües que a los castellanoparlantes, porque el catalán no deja de ser una lengua romance como el castellano o el francés, y no creo que en él haya nada lo suficientemente distinto respecto a otras lenguas romances para hablar de "condicionar la manera de pensar" (aprende chino y verás).
Tampoco opino que la lengua sea automáticamente cultura, sinó un vehículo para comunicarla. Pero el catalán es la segunda lengua más hablada en España, y tiene expresiones y locuciones que no se encuentran en ningún otro idioma. Tiene prosa, poesía y canciones populares y villancicos. Una evolución a través de los siglos distinta a la que ha tenido el español. Y dialectos, también tiene dialectos. Y es el onceavo idioma más empleado en Internet. Y todo eso no es fácil de ignorar.

No es ya que eso parezca molestar a algunos, es que hay gente que ni lo entiende ni lo respeta. En el tiempo que llevo en Londres (unos cinco meses), he conocido a 4 personas que son incapaces de entender que mi nombre es Albert y no Alberto, y no por un capricho de mis padres de anglosajonarme en plan viva los noventa, como a los Jonathan o las Jennifer, sinó porque mi nombre es la versión catalana de un nombre de origen alemán. Pues ni lo entienden ni lo respetan, que me llaman Alberto y me razonan que el catalán no es un idioma, si no un dialecto, da igual que en todos lados y documentos oficiales conste como idioma. Londres es un hervidero de razas. Pues bien, tal atropello no lo he sufrido ni con un inglés, ni con un hindú, ni con un lituano; todos lo entienden. Sólo con españoles, tres de ellos mínimo nacidos durante la democracia. Y he preferido no mantener mucho contacto con ellos, como es fácil de comprender.

Y en una posición intermedia entre el entendimiento y la directa falta de respeto, están acciones como el manifiesto de la lengua común, que trae casi tanta cola como el tema economía.

Porque el bilingüismo hay que vivirlo para entenderlo. Puede sonar a tópico, pero el bilingüismo es algo tremendamente difícil de explicar a quien no lo ha vivido. Yo soy una persona muy parlanchina, y preguntarme cómo manejo mi bilingüismo en el día a día es como preguntarme cuántas veces me rasco la cabeza a la semana. Sé que lo hago, pero no puedo dar datos exactos. En mi cabeza, (creo) que pienso en dos idiomas (tres, si cuentas el inglés), y hablo en ambos idiomas también. Saber cuándo y cuánto hablo cuál es más jodido, porque las variables que me empujan a hacerlo en uno o otro tienden a infinito. Por ejemplo, ahora estaba hablando en catalán con mi familia vía Skype, y cuando ha aparecido por la puerta mi compañero de habitación madrileño, me he puesto mecánicamente a mezclar ambos idiomas, aunque la conversación no fuera con él. Probablemente me pase, no por ser catalán, sinó por ser específicamente de Barcelona. Supongo que el bilingüismo se vive de manera distinta en distintos lugares de Cataluña, así que intentaré centrarme en mi experiencia. Experiencia que es muy difícil plasmar en papel. Por eso es tan difícil hacerlo en forma de leyes. Según la ley, el 100% de la enseñanza usa el catalán como vehículo exclusivo. En mi caso, toda mi enseñanza se ha impartido en el idioma que le parecía al profesor. De hecho, he tenido más de uno que la daba en los dos, y en la vida me he preocupado de dicha ley.
En serio, el bilingüismo es difícil de explicar, y no es algo que se explique con "pues mi cuñado una vez fue a Barcelona y un taxista le dijo que..." o "cuando estuve en Barcelona me hablaron en catalán aún cuando..." No, no se puede explicar con eso. Es imposible de entender así. Para entenderlo, hay que vivirlo. Aprended inglés y vivid en Birmingham durante unos años. Y si no, supongo que lo más fácil es preguntar a gente no-catalana que haya vivido en Cataluña. Sea como sea, sería macanudo que el resto de españoles lo entiendieran, pero no tengo particular interés en hacérselo entender, y menos a la fuerza. Lo único que pido es que lo respeten. Y no, no creo que muchos españoles lo hagan.
En España hay poca sensibilidad por las realidades bilingües, aún cuando son numerosas. Esta sensibilidad se podría despertar, por ejemplo, desde la educación. Durante años, en España se ha estudiado francés porque "Francia es el país vecino". Es decir, por conveniencia ¿Por qué no se enseña gallego o euskera? ¿Por qué no se dedica un año a cada uno de estos idiomas? Así, por ejemplo, no tendríamos gente en toda España que cree que el catalán es un castellano con las palabras acortadas.

Copio algún extracto del Manifiesto por la Lengua Común:

"Que ciertas autoridades autonómicas anhelen como ideal lograr un máximo techo competencial bilingüe no justifica decretar la lengua autonómica como vehículo exclusivo ni primordial de educación o de relaciones con la Administración pública. Conviene recordar que este tipo de imposiciones abusivas daña especialmente las posibilidades laborales o sociales de los más desfavorecidos, recortando sus alternativas y su movilidad."

"[...] sería un fraude constitucional y una auténtica felonía utilizar tal artículo para justificar la discriminación, marginación o minusvaloración de los ciudadanos monolingües en castellano en alguna de las formas antes indicadas."

Soy bilingüe y tengo un nivel C de castellano y catalán por el simple hecho de aprobar el bachiller. De catalán casi consigo el nivel D, y tengo un C1 en inglés (aunque no por bachiller, que debería), y no soy superdotado ni nada. Y aunque por mi parte votaría a favor de un reparto del 50-50 de las horas lectivas en ambas lenguas, no veo un esfuerzo sobrehumano en aprender y entender las dos. Lo que realmente quiero discutir de este manifiesto es el "daña especialmente las posibilidades laborales o sociales de los más desfavorecidos, recortando sus alternativas y su movilidad". La verdad, no creo que lo dañe. Lo dañaría si en Cataluña dijéramos: "latinoamericano, debes entender el catalán para trabajar aquí, pero no te lo voy a enseñar" o "andaluz, debes aprender el catalán para trabajar en la Generalitat, pero no te lo voy a enseñar porque no naciste ni te educaste aquí, así que mala suerte, has perdido el tren". ESO es imponer. Y con la excusa de imponer, estás SEGREGANDO a la población, condenándola a ser un ciudadano de segunda, igual que la segregarías si no enseñaras el catalán en las escuelas.
Pero no sólo no hacemos eso, si no que ofrecemos cursos, muy competentes, con exámenes y con una relación directa de titulaciones homologadas a nivel europeo -niveles B, C, D-. Unos cursos que, de entrada, son gratuïtos y te enseñan a desenvolverte oralmente (en los niveles B), para luego, siendo de pago subvencionado y con muchas exempciones, entrar en la lengua escrita (en los niveles C). Por último, ya una oferta más reducida para una demanda más especializada de estudios de nivel D. Unos cursos tanto físicos como online, con cantidad cantidad cantiduvi de horarios distintos para adaptarse a todas las situaciones. Unos cursos que no se apoyan en el castellano y por tanto no distinguen entre un immigrante de España o Latinoamérica y uno de China, que tienen intérpretes especiales. En definitiva, unos cursos en los que decidimos invertir -no gastar, invertir- para que todos los habitantes de Cataluña sean ciudadanos de pleno derecho, aún no habiendo nacido o crecido en ella. Unos cursos que ofrecemos libremente, y que no obligamos a cursar. Unos cursos que podríamos no ofrecer e invertir ese dinero en nosotros mismos, los nacidos en Cataluña, y condenar a los no-nacidos a ser ciudadanos de segunda, como mentía Telemadrid.
Pero no: "en España se habla castellano y yo debo poder vivir en Cataluña pasando olímpicamente del catalán". Como he dicho, me expreso perfectamente en dos idiomas, y no me cabe ninguna duda de que en no mucho tiempo haré lo propio en inglés. Y si a los 40 años me marcho a Alemania, añadiría el alemán a esa lista, y así con cualquier otro idioma. Tengo plenas facultades para hacerlo, igual que todos los immigrantes que hay en Londres y se expresan con facilidad en 4 idiomas, mientras chapurrean otro par. Igual que todos los españoles, aunque la mayoría de ellos sean recalcitrantemente monolingües. Porque no nos equivoquemos: no tenemos ni flowers de inglés. Pero ni flowers. De todos los que venimos a Londres, los únicos que damos vergüenza ajena somos nosotros. Y eso no sólo es malo para nuestras relaciones internacionales y nuestra actual emigración, es que así es imposible sensibilizar a la población con el bilingüismo. Es pura falta de práctica, de musculatura lingüística, mental y de autoconfianza. ¿Cómo van a entender que poniendo voluntad se entienden los idiomas cercanos? ¿Cómo van a entender que a los tres meses de vivir en Cataluña comprenderán sin problema el 98% de lo que decimos? ¿Cómo van a tener la confianza en sí mismos para enfrentarse a una maratón de 10km cuando nunca han practicado en una de 2? El catalán o cualquier otro idioma supone entonces un obstáculo demasiado grande.
Últimamente he visto opiniones a caballo entre el medievo y la ciencia ficción distópica sobre este tema. Gente que cree que en el futuro se hablarán unas 5 o 6 lenguas máximo, y todas las demás habrán pasado a la historia, en nombre del progreso y la practicidad. Esta manera de pensar resulta muy conveniente cuando tienes la seguridad de que tu único idioma estará entre estos 5 o 6, pero la realidad resulta muy distinta, a varios niveles. Primero, porque los idiomas no son immutables. Cada vez más españoles pedimos a la RAE que se desvincule del español que se habla en América. El idioma sufre una evolución distinta, y no tiene sentido que España acepte "ye" como válida porque en Méjico se usa. Donde ahora hay un español, en 30 años habrá varios.

Segundo, porque tener un idioma o jerga local no excluye ni excusa (o no excusará, en un futuro) conocer un idioma o registro más estandarizado. Que se hablen distintos españoles no quita que todos los hispanohablantes nos podamos entender con el español estándar, empleando un registro formal. Todo eso se aprende en la escuela. Piensa en los mercadillos de Star Wars o en la sede de los Men In Black, donde todo el mundo habla su idioma natal, pero se sabe comunicar en otros.

Impedir que el catalán se enseñe en profundidad en nombre del progreso hacia un mundo globalizado en español es dejar a una generación analfabeta de su idioma materno, ser completamente insensible a una realidad y, sobretodo, confundir churras con merinas.

Y tercero: si crees que el español será tan útil como el inglés, think again. El inglés es el idioma de la tecnología, de los manuales de los cacharros que hay por tu casa. Es el idioma de las empresas, del sector terciario. No es ya que en EEUU lo hablen, es que el propio idioma permite una flexibilidad técnica que ningún idioma romance comparte. El español es el idioma de América Latina, de los frijoles y las patatas, y aún así en varios de esos países han heredado parte de flexibilidad que tiene el inglés estadounidense. Si planeas ser el nuevo Steve Jobs, el monolingüismo español no te va a ayudar. Así que si vamos a cargarnos idiomas en busca de la optimización, carguémonos el español y quedémonos en dos: inglés y chino.
Por mi parte, si Cataluña se independizara, votaría por hacer ambas lenguas oficiales.

Porque el bilingüismo no causa problemas de convivencia, por más que digan lo contrario. Es también uno de los argumentos más socorridos. Todo el mundo hablando de lo mal que lo pasan los andaluces que emigraron a Cataluña en los setenta. Todo el mundo menos esos mismos andaluces. De hecho, muchos de ellos tienen una opinión bastante distinta, y así la expresan en sus propios artículos, o en forma de comentarios en los de otros. Desde mi experiencia personal, puedo decir que la mayoría de "roces" de los que he sido testigo en clase, por ejemplo, iban en la siguiente línea. El profesor o profesora está dando la lección, cuando de repente pregunta: "¿todo el mundo entiende el catalán?" El alumno recién llegado de otros lares dice: "bueno, yo no hablo catalán, pero más o menos lo entiendo. Sigue en catalán, que si tengo alguna duda ya te la pregunto". Esta es la tónica general de mi experiencia. Situaciones que se tratan con respeto, cortesía e interés en la comodidad de otro, no como una fuente de problemas.

Porque integramos, no imponemos. Y sé de lo que me hablo, porque he trabajado en los cursos de catalán que he descrito antes. Y es lamentable ver como se nos critica "gastar el dinero" en el catalán, aún cuando lo hacemos con nobles intenciones. Aún cuando esos funcionarios extra no nos impiden ser la Comunidad Autónoma con menos funcionarios. Aún cuando, debido a la crisis catalana, hemos tenido que despedir muchos de ellos y rebajar la oferta de nuestros cursos, aún cuando estamos entre las CCAA con más immigración.
nota: a 2009

Y además, ¿cómo se nos puede estar acusando de gastar el dinero en una realidad lingüística, cuando el PP quiere debilitar el catalán de la administración Balear, revisar la documentación y cambiar los topónimos?

Porque descentralizar es eso, delegar competencias para respetar la diversidad y sacar lo máximo de ella. Hay un motivo por el cual en China no hay separatistas, y eso es porque no hay libertad de pensamiento, y normal, todo el mundo va a una. Sé consecuente: al dar libertad de pensamiento te expones a que se generen varias maneras de pensar. Y la democracia es lo que tiene, que todas estas maneras de pensar tienen el mismo valor. Esto es como el libre albedrío de la Biblia. Dios da libre albedrío a los humanos, para unos años después ahogarlos en un diluvio universal por haber pecado, haberse ido de farra y de putas. No haberlo dado, oiga.
Hay motivos por los cuales en países democráticos con tanta población como EEUU y Alemania no hay separatistas. En EEUU, la gente de San Francisco no siente nada en común con aquella de Texas, pero más allá de la burla i la crítica no van a llegar, porque cada uno es de un estado, con unas leyes y unas instituciones. Juntos, pero revueltos. Pon a LA y a Texas bajo el mismo techo, y acabarán en Guerra Civil. Y Alemania, que tanto ha valido a los antiautonomía para razonar el despido masivo de funcionarios (aún cuando en Cataluña es la CA con menos porcentaje de ellos y más porcentaje de trabajadores privados), se considera una federación, creada a partir de pequeños estados que quedaron desperdigados.

Porque Cataluña podría ser federal. Ya sé que hago mucho hincapié en la descentralización y el federalismo, pero creo desde mi humilde posición que es el sistema idóneo para mantener a la gente unida, pero no uniformizada, juntos pero no revueltos. Algunos argumentos en contra de la independencia de Cataluña, son de este estilo: "sí, ¿y entonces qué? Tarragona se independizará de Cataluña, y luego se independizará cada distrito, cada barrio... ¡Al final cada calle tendrá su país!" Pues sí... Si quieren. Si no se sienten representados y respetados, es probable que se quieran ir. Pero no tienen porqué sentirse así si montamos un sistema donde se respeten y aprecien las diferencias de la ciudadanía, y se tengan en cuenta para hacer funcionar un proyecto que las englobe.

Porque cada país es un equilibrio entre aquello que nos hace comunes y aquello que nos separa. Tira mucho de un lado y tendrás separatistas, tira de otro y tendrás una amalgama.
Y este equilibrio no se produce en España, ni tampoco en Europa, donde se ha tirado mucho hacia el lado de Bruselas y poco hacia la soberanía de cada país, y así se ha encontrado España, sintiéndose separatista (anda, como los catalanes se sienten respecto a ella). Y la meta no tiene porque ser Cataluña ni Europa, si no el mundo entero o la Galaxia Entera, como en la nueva trilogía de Star Wars, ¡piu piu!. Ventajas de la descentralización: territorialmente, es tan ancha como sus partes quieran. Pero reparte mal las competencias, extrema mucho un lado, y se extremarán en el otro.

Porque la Constitución del 1978 es una porquería. Primero, porque se calcula que el 70% de españoles no la votó. Segundo, porque aunque reconoce las distintas nacionalidades que la forman, considera la unidad de España inviolable. Lo cual es antidemocrático a los estándares actuales. Sí, los griegos ejercían democracia, pero también tenían esclavos. Tercero, porque en el artículo 10.2 se dice lo siguiente:

Las normas relativas a los derechos fundamentales y a las libertades que la Constitución reconoce se interpretarán de conformidad con la Declaración Universal de Derechos Humanos y los tratados y acuerdos internacionales sobre las mismas materias ratificados por España.

Y resulta que la Carta de las Naciones Unidas y los Pactos Internacionales de los Derechos Humanos recogen el derecho de autodeterminación. Es decir, que tenemos una Constitución contradictoria.
Porque España tiene una crisis de identidad tremenda. Y probablemente de ahí que sea uno de los países con más guerras civiles en su historia. En España nunca hemos sabido lo que somos. "Españoles" significa más bien poco. No somos exactamente latinos. No somos exactamente europeos, y no somos del todo africanos. Todos queremos ser funcionarios pero nos hemos creído el capitalismo norteamericano. Hemos adoptado ideales económicos que no se corresponden a la realidad social, a los "españoles". Ahora, gracias al conflicto europeo, sabemos que no somos alemanes. Bien. Por descarte, nos vamos acercando. Puede que seamos mediterráneos.

Porque España es un paraíso terranal, ¿no lo sabías? Como los otros países mediterráneos. Veranico, playica, vida social, amigotes, borracheras, follamos todos los días. En el resto de países se matan a trabajar, pero no viven la vida como sólo los españoles (y mediterráneos) sabemos.
Cada vez que oigo este tipo de afirmaciones, se me licua el cerebro. Yo no follo todos los días, ni me paso todas las tardes en las calles con los amigotes de borrachera, ni estoy siempre en la playa "viviendo la vida", como contaba en otra entrada. Mi experiencia personal es que en Barcelona yo he cogido un curro de 40 horas, y tenía que sacar tiempo para estudiar la universidad online y dedicarme al Casal, o en cierto modo, al activismo social, si lo prefieres. 40 horas, incluyendo nocturnas, para un sueldo de 735, el salario mínimo de un técnico de sonido, que no el interprofesional. Cuando pasé un verano en el sur de Inglaterra empecé a salir de verdad, y los ingleses no me parecieron tan fríos y sosos como los pintaban. La cerveza me empezó a gustar entonces, a base de salir regularmente entre semana con colegas ingleses, en una muy saludable cultura de bar (un par de horitas y de cervezas al día), frente a la menos saludable cultura de discoteca (un día a la semana, 8 horas por delante y bebercio hasta que caes redondo). Y para qué hablar del sueldazo que cobraba en un mísero hotel de una mísera estrella. Cuando los alemanes de Red Bull vinieron a Barcelona y me contrataron... Aquello sí era un sueldo, y aquello sí que eran fiestas.
Así pues, teorizo tres motivos por los cuales no he vivido España como un paraíso terranal.
  1. Porque soy un bicho raro poco hedonista y con pocas aptitudes sociales, lo cual en parte, es cierto.
  2. Porque ese paraíso se produce en unas partes de España, y en otras no.
  3. Porque es mentira y es un tópico de vayaustedasabercuándo.
Si es el primer punto no hace falta que discuta. Si es el segundo, es evidente que mi zona geográfica es de las que no. De hecho, no he oído decir eso a ningún catalán en Londres, pero sí a gente de otras CCAA. Entonces, ¿si la mejor definición de España y españolidad que tenemos es "saber disfrutar de la vida como sólo los mediterraneos saben", cómo voy a sentirme representado por ella? ¿Cómo voy a sentirme orgulloso? ¿Cómo voy a definirme como español? Más hechos que contradicen este punto es que Grecia es el país donde más horas trabajaba la gente antes de la crisis, y Alemania el que menos.


PENDIENTES:
  • Porque las corridas de toros son costumbres de neanderthal
  • Porque somos los peores enemigos de España. Pero no como catalanes, si no como españoles.
  • Porque tenemos la mayor inmigración y turismo del país
  • Porque empezar un país con una elección activa es un buen comienzo
  • Porque queremos, y es un asunto que sólo nos atañe a nosotros
  • Porque estamos dispuestos a trabajar por ello
  • Porque es un PROBLEMA que nunca se ha debatido con la seriedad que le pertoca
  • Porque cuando extremas tu posición, el otro bando hace lo propio
  • Porque el 11 de septiembre de 2014 hará 300 años que
  • Porque si no lo hacemos cuanto antes, acabaremos a tiros

http://www.sintetia.com/existe-justicia-territorial-en-nuestro-sistema-fiscal-el-caso-de-cataluna/

http://www.alertadigital.com/2012/09/11/un-miembro-desarrapado-de-omnium-a-josep-anglada-durante-la-ofrenda-a-casanova-yo-estoy-casado-con-una-marroqui-hijo-de-puta/

https://fbcdn-sphotos-f-a.akamaihd.net/hphotos-ak-snc7/304679_398630350191186_1541199808_n.jpg

http://blogs.que.es/2562/2005/06/12/aran-non-ei-catalonha/

http://www.eldiario.es/zonacritica/Espana-pierde-Cataluna-dijo-Unamuno_6_47305271.html

http://www.teleprensa.es/almeria/envidio-a-cataluna.html#.UFMPSDM-Plx.facebook

http://www.lavanguardia.com/politica/20100829/53990979928/los-catalanes-se-sienten-cada-vez-menos-espanoles.html

http://www.fundacionuniversia.net/legislacion/nacional/detalleLegislacion-190.html

http://apuntem.cat/reculls-de-comentaris-anticatalans-i-genocides-per-l11-de-setembre/

http://zonaforo.meristation.com/foros/viewtopic.php?t=1979508

http://reflexionsanitaria.blogspot.co.uk/2012/03/esperanza-de-vida-en-las-comunidades.html

http://elcondebelisario.blogspot.co.uk/2012/06/gasto-por-habitante-de-las-comunidades.html

4 comentarios:

  1. Demasiado largo para debatir como merece, pero por ejemplo la corrupcción no es a dos niveles, es a tres, central, autonómica y local. Porque los municipios duplican competencias con la comunidad, por ejemplo en Madrid pasa con las bibliotecas, porque muchos de los principales políticos catalanes abanderados del independentismo están a favor de mantener la situación actual, porque ni los belgas, que están claramente dividos entre valones y flamencos acaban a tiros y por otro millón de cosas.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5:38 p. m.

    Que lastima de jovens catalanes, teniendo que emigrar a otros paises cuando sus politicos independentistas se llenan las buchacas con las pelas destinadas a sus conciudadanos, y pensar que es la region de españa que mas debe ,que mas roba, que mas sacan el dinero a otros paises en vez de que sus jovenes se queden a trabajar en su tierra. Que pena, penita, pena...

    ResponderEliminar
  3. Qué lástima de españoles, teniendo que comentar bajo el anonimato, porque sus bocas se llenan de palabras destinadas a la argumentación respetuosa mientras su cerebro les juega una mala pasada. Y pensar que es el país con más fracaso escolar, qué más malgasta, que más depende de los otros países en vez de que sus jóvenes se queden a trabajar en una tierra que podría ser libre, pero es esclava de Europa y de sus castas parasitarias.
    Quina pena, peneta, pena...

    ResponderEliminar